25 may. 2015

Creando un recibidor en el loft


La entrada de tu casa es la primera pista de lo que espera en su interior


Tarde sí, he comenzado la casa por el tejado y realmente hasta ayer no tuve un espacio recibidor en mi loft. Las chaquetas acababan en el sofá, el casco encima del escritorio y los sombreros en cualquier lado menos en mi cabeza.

El recibidor es el espacio en el que sueltas la primera bocanada de aire cuando llegas tras un día agotador y el punto donde despides tu casa antes de partir hacia un largo día. Por ello, le debemos un trato especial, un punto de mimo pero que también sea práctico.

El colgador es un modelo de Ikea que está descatalogado, y pintado a medio cuerpo en blanco,  pero que me gustó porque es especialmente práctico al permitirme tener bajo él una silla donde quitarme los zapatos o donde dejar la bolsa.

El mueble que he colocado al lado (que pudisteis ver en el vídeo de presentación del blog) es un buen soporte donde dejar esos documentos que siempre debes tener a mano o las llaves.

Respecto a la decoración una antigua garrafa de agua, unos vinilos y una polaroid son los elementos principales del colgador.
Una preciosa lamina de Maua enganchada con washi-tape enmarca el mueble del recibidor junto a la maquina de escribir y el teléfono vintage. Y todo ello esta cubierto por el mini-naranjo que da un aire campestre.

Y recordad, como dice la frase que recibe mi loft: "Happiness is not a destination, it's a way of life"






3 comentarios:

  1. pq tiraria el telefono!!! como lo exo de menos y en rojooo!! mi color prefe, ainssss

    ResponderEliminar
  2. Me encanta!! Te ha quedado perfecto!! :-)

    Me has animado a llevarme definitivamente mi antigua máquina de escribir de Alemania a España. Es parecida a la tuya, sólo que no tiene es color tan bello. Es gris, pero chuli también :-)

    Muy bonito el detalle con el vinilo!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Qué buen gusto tienes! Te ha quedado de revista.

    ResponderEliminar