4 may. 2015

Mi mesa de trabajo


Todos tenemos un espacio creativo, llámalo mesa, llámalo guarida


Toda aquella pequeña, o gran, mente creativa necesita un espacio en el que escribir sus borrones, aquello que le inspira o que simplemente le da energía. Este espacio normalmente es una mesa de trabajo que en mi caso se amplia hasta las paredes.

Yo trabajo sobre una mesa de comedor porque los escritorios convencionales se me quedan excesivamente pequeños por tanta revista, libreta, rotulador y hojas en las que apuntar mil chorradas que aveces llegan al blog y otras a la basura.





Básicos que necesito en un escritorio son: dos botes (siempre separados bolis y rotuladores), un montón de post-its y un espacio de almacenaje donde dejar los apuntes, las notas de prensa que llegan a casa.

Un panel donde colgar buenos momentos, bonitas portadas o polaroids que me inspiran son otro básico de mi espacio de trabajo.




Y mi espacio termina en lo alto con una balda y unas ilustraciones regalo de amigas. La más pequeña es Lolita Butterfly y fue un regalo de su creadora y e ilustradora (os dejo aquí su web para que conozcáis su genial trabajo), la segunda de Mr. Wonderful es un regalo de la twittera y amiga Yolanda y por último ese retro-retrato de un cine 3D es de mi amiga Mónica con el cual recuerdo que cualquier tiempo pasado es más moderno que el futuro.


2 comentarios:

  1. Muy bonito tu mesa de trabajo. Y nunca falta una planta, un poco de color, regalos de amigos, fotos, dibujos, y muy ordenado.

    Me gusta mucho <3

    ResponderEliminar