24 ene. 2016

7 buenos hábitos de una vida saludable


Una cosa son los buenos propósitos y otro es el estilo de vida "sano"

Ya hemos casi llegado al final del primer mes del 2016 y muchos tendréis a alguien cerca que se ha apuntado fugazmente al gym, ha dejado de fumar o comenzado una dieta, ¿pero valen para algo los buenos propósitos? Si y no.
Me explico, lo importante no es tener un buen propósito seis meses sino llevarlo a cabe de forma continua, como una rutina más en nuestro día a día.

Hoy en el blog os presento los 7 hábitos saludables que nos ayudarán a tener una vida más sana y no vale proponerselo para mañana... ¡Se empiezan hoy!

1.  Empieza el día hidratando tu cuerpo: Diversos estudios demuestran que un vaso de agua con medio limón exprimido es el mejor inicio del día (antes de desayunar) con beneficios como depurar tu cuerpo, refuerza el sistema inmunitario o previene las infecciones de orina. Además, no olvides tomar agua de forma continua durante el día. Una botella al día sería lo ideal.



2.  Organiza tus comidas y no improvises:
Es habitual con el ritmo de vida actual que actuemos en el momento con las comidas. Hazte un calendario que además de ayudarte a comer mejor, te ayudará a ahorrar en la cesta de la compra.




3.  Regula tu día a día pero deja sitio al "lo que surja": Ten siempre organizadas tus actividades diarias pero no lleves al extremo tu vida. Es importante dejar sitio a una vida organizada pero también lo es tener opción a vivir nuevas experiencias con un día fuera de tu vida regulada. Ser organizado no quiere decir que un día no puedas tachar lo que tenías previsto y hacer algo totalmente libre.





4.  Haz ejercicio: Suena típico pero es saludable. No hablamos de ir todos los días 30 minutos como aconsejan, pues con el ir al trabajo a diario ya tenemos suficiente, pero marcate unos días a la semana que sepas que puedes cumplir y que te hagan ver el gym como una actividad social más.



5. Relacionate con los demás: somos animales sociales nos guste o no reconocerlo. Tómate un café con alguien que te haga sentir bien, ves con alguien a correr o de shopping. Las relaciones nos hacen más felices y nos ayudan a desconectar.



6.  Tómate tu tiempo en casa: A veces pensamos que estar en casa es perder el tiempo pero nos equivocamos. En casa estamos tranquilos y nos podemos permitir desconectar descalzándonos o tomando un té mientras leemos. Siente tu casa como tu santuario, no como tu cárcel.



7.  Duerme lo necesario: Ni 8 ni 10 hrs. Cada cuerpo necesita un número determinado de horas para descansar y si eres franco contigo mismo sabes que número de horas es. Un cuerpo descansado siempre trabaja mejor. Opta por irte antes a la cama, total ese programa que quieres ver ya se ve on-line al día siguiente sin necesidad de trasnochar.



Por supuesto, estas son las premisas básicas que me ayudan a tener un hábito más sano de mi día a día pero no son suficientes. Posteriormente cada uno debe añadir más acciones que complementen su vida, sus relaciones y sobretodo su felicidad.

¿Te apuntas?

1 comentario: