31 ene. 2016

Un dormitorio invernal



Los detalles  marcan la diferencia entre las estaciones en mi habitación

El otro día revisando las fotos del loft me di cuenta que había ido cambiando detalles de mi dormitorio que hicieron que luciese diferente. Un cambio de estores, un cabecero nuevo o mi nuevo escritorio dieron un nuevo aire a mi hasta entonces "habitación de verano" que conocisteis hace algunos meses. 

El primer cambio lo di en mi cama con este tablero que rescaté para transformarlo en la cabeza de mi cama. A ello le añadí unos cojines nuevos que simulan ser viejos sacos de verduras en tono beige que combinan perfectamente con los que ya tenía. Para rematar, en la pared puse una cabeza de ciervo de peluche muy divertida y a un precio genial, 19.95€, de Muy Mucho.





En las mesitas cambié los coloridos adornos por un portavelas negro y añadí un macetero mint para hacer juego con la otra mesita. En tema de luces también he añadido cambios, he pasado de la lamparita de noche por una lightbox con mensajes personificables.







El añadido a mi dormitorio ha sido la mesa de escritorio en la ventana. Esta habitación tiene el amyor punto de luz de la casa y necesitaba aprovecharlo por lo que decidí añadir un espacio de trabajo sencillo, nada muy recargado, que pudiera pasar por una mesa simple. He aprovechado el espacio de los caballetes añadiendo unas tablas para colocar revistas o una planta. 







He decidido cambiar las cortinas por unas estores opacos blancos para poder añadir luminosidad y amplitud al espacio así como para poder oscurecer la habitación si lo preciso (noches largas y días cortos o siestas).


Estos sencillos cambios han conseguido a mi parecer un nuevo aire en mi dormitorio.

Os dejo enlace de mi dormitorio primaveral y mi dormitorio de verano.


Un dormitorio fresco, un dormitorio primaveral









No hay comentarios:

Publicar un comentario