15 feb. 2016

7 trucos para ordenar tu casa (y tu vida)



Para tener una vida ordenada debes empezar por lo básico: tu casa


Es habitual decir que somos caóticos, que todo a nuestro alrededor es un desastre  y que no encontramos nada en nuestra vida como si de un piso se tratase. Según muchos psicólogos no vamos muy desencaminados pues la vida es un pequeño hogar donde necesitamos tener agua, luz, la nevera llena, sentirnos calentitos (afecto) y tenerla como nos gusta (auto satisfacción).

Por eso me pareció muy interesante el libro La Magia del Orden. Un libro de la japonesa Marie Kondo con más de 3 millones de ventas mundiales que pretende revolucionar el arte de ordenar y llevarnos un paso más allá con la armonía como base de esta acción que tanto nos cuesta habitualmente.

Hoy os traigo las 7 premisas básicas del orden según la autora del libro y que he llevado a cabo:

1. Ordena por categorías: Es habitual que ordenemos las habitaciones de casa, pero lo realmente practico según Kondo es hacerlo por categorías como Ropa, libros, temas de cocina o limpieza. Ubicarlo todo en una habitación, seleccionar, desechar y re-colocar.

2. Empieza por lo más sencillo para ti: empieza poco a poco, ¿y que mejor forma que aquello que te sea más fácil? Elige lo más sencillo para motivarte y poco a poco escala hasta el terrible reto final.

3. Llévalo a cabo en un solo día: Y no hablo de la habitación elegida, hablo de toda la casa. Hacer la casa por partes o de forma escalonada en diversos días solo te ayudará a verlo eterno y no ayudará a que veas un resultado optimo pues tendemos a desordenar... ¡Cosas de humanos!

4. Hazlo solo y de forma firme: Olvídate de pedir ayuda, no es una buena idea. Puedes dejarte influenciar por las opiniones y el orden de tu casa es cosa tuya. También es importante que no dudes, has tomado la decisión de ordenar y debes ponerte a ello sino estarás perdiendo tu preciado tiempo.

5. Los organizadores están prohibidos: esas maravillosas cajas para guardar cosas no son más que un recoge-mierda en potencia. Lo que necesites y te sea de vital importancia debe caber en tu casa.

6. La ropa ya no es de temporada: Olvidate de las excusas de esto para verano y esto para invierno. Tu espacio de ropa debe poder ubicar toda la ropa.
Haz una división en el armario y un poco de memoria. A la derecha lo que has usado, a la izquierda lo que no te pones. Lo que este a la izquierda deséchalo  porque sabes que no vas a ponértelo si te lo saltas durante toda una temporada.

7. ¿No puedes tirar eso? Hazte una pregunta: ¿Qué utilidad tiene? Si tardas en contestar es que estás dándote una excusa para no tirarlo. Seguramente algo más imprescindible pueda tener cabida en ese mismo espacio.

Si crees que necesitas más pautas, te recomiendo que te hagas con el libro pero recuerda que si no quieres "ocupar espacio" puedes comprar su versión eBook.

Sed felices y ordenados.



1 comentario:

  1. jajajajaja lo de las excusas me suena! parece que tengo diogenes con la ropa

    ResponderEliminar