9 may. 2016

10 temas para romper la cita 10



No te apetece el chico perfecto y lo vamos a espantar 

A veces, y sólo a veces, no queremos que llegue el amor a nuestra puerta. Llámale break, necesidad de sólo sexo o que quizás no te acaba de convencer tanta perfección.
Esto te hace socorrer a las 10 reglas para romper la cita 10. Con ellas no habrá cita que sobreviva, mucho más efectiva que lanzarle una invitación a acompañarte a una boda en la primera cita.

Comencemos a descorchar esas maravillas para salir sin un "te llamaré" de la cita perfecta:


1. Depresiones, esquizoides y demás "enfermedades" mal sonantes que todos padecemos: Una visita al psiquiatra y/o psicólogo de forma semanal. Las llamadas enfermedades sin dolor que tanto miedo dan son el remedio perfecto para que te tomen y no te vuelvan a llar aunque parezca mentira.


2. Conexiones astrales, uniones del pasado y reencarnaciones: los hombres por lo general odian a las "Esperanza Gracia" del amor. Invéntate que le conoces de otra vida, que hay conexión astral o empieza con esa chorrada de “¿Qué signo eres?”.


3. Háblale de tu ex: No suele ser de agrado, así que usa este ya habitual tema de forma continuada en la cita para que vea que esto no se ha acabado. Nada taladra más que un ex.


4. Bébete hasta el agua de los floreros: No suele dar muy buena impresión y si ya de camino sacas un puñado smint de un bote de analgésicos y te los tomas, lo acojonas. 


5. Matrimonio: Me veo felizmente casado en breve. Dile que es uno de tus objetivos a corto plazo. El papelito de unidos para siempre es un clásico del pánico en las relaciones más actuales.


6. Una suegra de aupa:  Si el matrimonio no le asusta tu madre puede ser el plato fuerte porque recuerda que a tu madre la quieres tú, y solo tú.

¡Las suegras son el dragón que matar en cualquier cuento!

7. Insinúa que has sido un poco fresca estas últimas semanas:
Ellos se pueden acostar con varias y serán unos machos, hazlo tú y serás una ramera. Un clásico de las relaciones hombre-mujer. Entre gays no es aplicable esta norma.


8. El reloj biológico te llama ya:
los hombres temen al matrimonio pero a la palabra "bebe" más aún. Explícale que tu reloj biológico te pide ser madre, creo que no llegarás a los postres y si sobrevive... Dile que ya tienes antojo psicológicos, de chocolate por ejemplo.


9.  Estás entre varios candidatos a príncipe azul: el orgullo es grande y decirle a alguien que no es "el único" puede dañarle su perita corazón. Déjale claro que esto es un casting y que él es el número 251 sin más.


10. Tamaño del pene: es el arma definitiva, como el aniquileitor 3000. Ningún hombre quiere oír hablar de tamaños, porque es como su ego, grande a la par que pequeño. ¡Habla despectivamente de los penes pequeños y serás libre!


Llámame cruel por estropear tu cita 10, pero ... ¡Espero salvarte de una relación de insuficiente académico!

2 comentarios: