30 jun. 2016

Tropical




Camisas con sabor a verano







Camisa: Bershka
Tirantes: H&M
Pantalón: Zara
Zapatillas: Vans



*Fotos by This is Oriol

26 jun. 2016

Mi ex es mi amigo


Quien tiene un ex por amigo, tiene un tesoro

Rompí con Bil hace 6 meses aproximadamente después de más de 2 años de relación. Creo que en esta ocasión fue el quien lo llevo peor por cosas como que no esperaba que lo dejáramos pese a mis advertencias o que llevábamos semanas sin acostarnos.

Las semanas fueron pasando y Bil seguía en mi vida, hay quien decía que era una forma de conquistarme de nuevo pero yo veía que poco a poco el me miraba de otra manera, de una forma más... ¿amigable?

Era atento, se preocupaba por Kiko y me llamaba a menudo, Bil se había convertido en mi amigo.
Esto parece una locura pero es como cuando vas al McDonalds y te toca el muñeco que querías en el Happy Meal... ¡Toda una celebración!

Lo bueno de que tu ex sea tu amigo es que ya te conoce, eres como ese coche de siempre que funciona de puta madre si sabes como arrancarlo.

El hecho de ser tu ex le permite los superpoderes de saber como hablarte en cada momento y conocerte en cada una de las crisis existenciales de tu vida, dejando así de lado la posibilidad de una cagada máxima que como novio muy posiblemente cometería.

Tiene aún ese "gen novio" que le da la habilidad de saber que traerte ante un mal momento y como consolarte. Ejemplo: Yo y el chocolate somos mejores amigos cuando me ha pasado algo. El siempre me trae Tigretones. 

Es tu guardaespaldas ante nuevos candidatos a novio: Y es que un ex es como un pitbull bien adiestrado. Es fiel pero a la vez un arma de matar. Como persona que te quiere y sigue en tu vida no permitirá que un capullo de nivel experto destroce tu vida. En definitiva te quiere proteger.

Pero hay que tener en cuenta que para que un ex sea un amigo de verdad hay que seguir dos principios básicos:

No volver a acostarte con él: Todos sabemos que es la forma de tener sexo. Os conocéis en la cama, la cosa ya es cómoda y por supuesto ya no tienes que estar ahí dando el nivel pero también destrozarás algo único. Si te acuestas con el una vez... ¿Quién dice que no habrá una segunda y una tercera?

Dejar la puerta bien cerrada a una posible reconciliación:  Deja los temas claros como el agua o entonces si que es de verdad la lucha por la reconquista, al menos por su parte. ¿Es lo que buscas? 

Aunque he de reconocer que tener un ex como amigo es una misión casi imposible, en mi vida he tenido un acierto mayor al romper con alguien.

Si tu ex es un buen tío (o tía) cuida de que esté cerca de ti pese a que no funcionara porque no todos servimos para todo pero quizás para unas cosas somos mejor que para otras.


Un abrazo, 
Dave




23 jun. 2016

Kimono



Estilo japonés en la calle





Kimono: Lefites
Camiseta: Primark
Pantalón: Zara
Zapatillas: Zara
Gafas: Vans


21 jun. 2016

¿Qué aprendí en mi primer mes en Crossfit?



El deporte de alta intensidad que manda

A primeros de año decidí que mi reto 2016 fuese hacer la Spartan Race, una carrera de obstáculos brutal que solo podré llevar a cabo si me supero a mi mismo. Tras diversos meses en el gimnasio noté que me faltaba algo y decidí probar el crossfit, un deporte de alta intensidad que está en boca de todos últimamente. 
Tras un mes en este "gimnasio" alternativo he aprendido que no se trata de un montón de brutos levantando peso y que tiene unos valores que nunca nos enseñan en el gimnasio convencional. Aquí mi pequeña reflexión sobre el crossfit.



5 lecciones que aprendí en Crossfit:


  1. En Crossfit se trabaja en equipo: Un buen centro de Crossfit tiene clases reducidas de 10-12 persona. Estas personas serán tu equipo durante la próxima hora y es que posiblemente tengas que hacer algún ejercicio por parejas o incluso a tres. 
  2. La intensidad la marcas tú: Y con esto no quiero decir que puedes pajarear, sino que aunque tu compañero haga treinta abdominales en  45 segundos, tú debes ser consciente de que cada persona tiene un ritmo y en Crossfit eso es muy entendible por parte de todos. 
  3. Cada día es un reto, no una rutina: Olvídate de una aburrida tabla de gym, aquí trabajarás en circuitos dinámicos diferentes cada día. Es el llamada WOD: Work Out of the Day.
  4. No es sólo fuerza, es técnica: En Crossfit ves levantar gente grandes pesos pero, ¿sabes que aprendieron? A como levantarlo bien sin problemas para la espalda y aprovechando de mejor manera tu cuerpo. En los gimnasios entramos siendo un experto en levantamiento en Body Pump... Y así salen las lesiones. 
  5. No busques levantar peso, busca superarte: No todo es cantidad, sino calidad. Hoy pueden ser 5 pero mañana esfuérzate en que sean 6. La superación personal es lo que buscan que motives en tus WODs.


Si vas a una clase de prueba comprobarás que esto es así pero además te marcharás con una palmada por parte de tus compañeros porque al finalizar una clase siempre nos felicitamos chocando los cinco. 

¿Listo/a para empezar a trabajar?


19 jun. 2016

Fidelidad, ¿dónde te has marchado?



Creemos que la palabra fidelidad esta vinculada únicamente a nuestro contrato con Vodafone

Nos hemos vuelto tan modernos que sentimos sin sentido y queremos sin compromiso.

El amor ha cambiado, eso nos ha quedado claro a todos. Hemos pasado de buscar “el amor de nuestra vida” a buscar el compañero perfecto que pague la mitad de la hipoteca y los gastos del piso, con el que viajar, son sentirnos solos  y quizás en última instancia procrear.

Hemos olvidado esos aburridos valores que firmas al casarte como “en lo bueno y en lo malo”, “en la riqueza y en la pobreza” y para que hablar del de “serle fiel todos los días de tu vida”.
Justamente ese último es el que más decepcionado me tiene últimamente: la fidelidad, bueno o más bien la infidelidad.

La infidelidad es para mí como la alta traición, y yo siendo un ser que ni perdona ni olvida no creáis que la llevo muy bien. Es robar un pedazo de ti y licuarlo para después brindar con él en una fiesta en la que por supuesto no estás invitado.

¿Dónde han quedado nuestros valores? Yo creo que ahora se ve como antiguo querer mantener una relación larga, de esas que te haces viejito, en la que ya no todo es la pasión de “empotraros” mutuamente sino también el saber que quiere el otro con solo una mirada.

Hemos pasado a odiar la dieta de comer siempre lo mismo y decidimos ir a primeros instintos sin valorar, y comernos un buen pedazo de carne a la brasa, aunque sepamos que eso va a subirnos el colesterol o que nos hará joder la dieta por completo porque ahora decimos vivir experiencias, momentos y entre ellos amigos esta la infidelidad.

La infidelidad es una subida de adrenalina, tu estabilidad te da muchas cosas pero ya no tienes esos picos de subidón. Entonces llega alguien que es como tirarse en puenting, el puenting es de esas actividades que dura segundos pero que te deja excitado durante horas, y decides lanzarte, te lanzas con riesgos, con posibilidad de no solo tirarte a ti y tirártelo todo sino de mandar a tomar por culo también un montón de cosas, pero qué más da: estás viviendo una experiencia.

Yo veo la infidelidad más bien como una debilidad. ¿A caso no tenemos todos tentaciones a diario? Y no hablo de sexo, hablo de saltarnos la dieta, de no ir a trabajar, de comprarnos eso que no nos podemos permitir… Pero resistimos. ¿Por qué no resistimos por una pareja? Quizás no perdemos nada material, solo un montón de sentimientos que nos deben importar más bien una mierda.

Así la fidelidad queda para los clásicos del amor, los que no son “modernos” y mucho menos conscientes de que el amor se acaba.

Encontré personas en mi vida que me dijeron que era fiel por joven o porque aún no había vivido una relación larga pero… ¿Cómo se aguantan tus padres tras 30 años casados? Es otra generación dicen, ¿una mejor que la nuestra para el amor?

A tí, donde estés, te prometo fidelidad mientras el amor dure porque el día que se acabe no esperaré a que un tercero arrastre lo nuestro al retrete más cercano.

Un abrazo de los clásicos,

Dave

16 jun. 2016

14 jun. 2016

Galletas de avena ferrero y chocolate



Olvídate de los azúcares y disfruta

Con la dieta de definición he tenido que renunciar a los deliciosos dulces industriales por las grasas saturadas, los azúcares malos y los miles de componentes que no ayudan a nuestro metabolismo.
A cambio, he tenido que aprender nuevas recetas con productos alternativos. Uno de ellos ha sido la harina de avena que carece de gluten y que en los centros de alimentación fitness incluye múltiples sabores como el ferrero, donut u oreo, lo que nos facilita la posibilidad de crear repostería saludable. Además cuentan con sólo 0.8 grs de azúcares por cada 100 grs. 

Para hacer las galletas de ferrero y chocolate necesitaremos únicamente 4 ingredientes:

300 grs de harina de Avena Easy Max (es la que yo uso pero podéis probar alternativas)
250 ml de leche vegetal o desnatada
30 grs de chocolate negro 0%
30 grs de avellanas




Primero unimos en un bol la harina, el chocolate troceado lo más pequeño posible y las avellanas troceadas. La intención es fusionar los ingredientes para no notar tropezones.
Mezclamos poco a poco el compuesto con la leche que hemos seleccionado para crear una masa homogénea, es posible que dependiendo de la marca de harina tengáis que añadir más leche ya que absorben los líquidos rápidamente.
Cuando la mezcla nos permita cogerla con las mano, sin que se nos pegue, haremos pequeñas bolas y las aplastaremos para crear las galletas.
Pre-calentamos el horno 200ºc y las metemos hasta que veamos que los bordes se tuestan (15 minutos aprox.). 
No esperéis que se tuesten por arriba o luego tendréis piedras en lugar de galletas.

Si queréis decorarlas un poco, antes de hornearlas les podéis poner un poco de avena encima. 

Con esta receta evitamos: azúcares, mantequilla y huevos, elementos básicos en las clásicas cookies y que engordan de forma 


¡A disfrutar!

12 jun. 2016

Sexo en la quinta noche



Se ha perdido el romanticismo y nos extraña no follar en la séptima cita

Estaba preocupado, no era habitual que estuviera con un tío en el sofá y solo me quisiera abrazar por encima del hombro y darme besos. Esta era nuestra tercera cita, y seguramente la primera noche que dormiríamos juntos tras la típica excusa de domingo de "vamos a ver una peli", excusa que ni mis amigas heterosexuales de 25 a 35 años se creen y eso que ellas creen en el amor y los flechazos.
Pero sí, vimos la peli, bueno de hecho vimos dos pelis consecutivas y nos fuimos a dormir. Muy bonito todo, el tumbado boca arriba, yo de lado y apoyado en su pecho todavía pendiente de ser un pectoral en condiciones pero cómodo para dormir sobre él las 6 hrs restantes antes de que sonara mi despertador. 
Descolocado llegué a la oficina y tenía un mensaje de mi mejor amiga que decía "¿Triunfaste?". Si lo veo desde el lado sexual, triunfé menos que la dieta el día de roscón de reyes, pero si lo veía desde el lado tierno, ese que a veces me sale, había triunfado más que una Coca-Cola fresquita en 15 de agosto. 

¿Medimos ya el conocer a alguien a nivel de cuando nos acostamos?

Después de esa noche durmiendo vinieron otras 4 igual de "bonitas" y de castas. Estaba a gusto, pero llegó el punto donde me preocupaba que se dieran tres posibles casos: 1) Impotencia sexual, 2) Le ponía menos que un trozo de brocoli en un McDonalds o 3) Eramos incompatibles en la cama.

El quinto día vi la luz, nos acostamos, hubo sexo, hubo sexo matutino e incluso de despedida pero no estaba satisfecho. Me gustaron más las 4 noches castas anteriores, debe ser la falta de costumbre.
¿Cuánto vale un polvo? ¿Estamos demasiado acostumbrados a follar? Es tan fácil echar un polvo siendo gay, es tan sencillo abrir una aplicación y tener un tío en la puerta, es incluso más fácil que pedir en La Nevera Roja (y más rápido amigos). 

Me planteo que la libertad nos ha llevado al libertinaje y este nos ha alejado de las pequeñas cosas, de lo cotidiano, de ese "morbo" de conseguirlo todo poco a poco que tuvieron nuestros padres al darse el primer beso a escondidas, a tener su primer polvo en el asiento de atrás del seiscientos o lo serio que era ya ir de la mano por la calle, cuando eso respondía a un más que compromiso.

Necesitamos más coitos en la quinta noche y menos corridas en la primera cita porque al final lo sencillo aburre tanto que valoras más cinco noches en el sofá conociéndote que el placentero orgasmo que suena en la estrofa final.

Un abrazo de vuelta a los clásicos,
Dave





9 jun. 2016

California



Ese olor a playa que inunda los looks







Parka: Vans
Camiseta: H&M
Denim: Zara
Chanclas: Bimba & Lola
Gafas: Vans


5 jun. 2016

9 años en Barcelona




Seis meses que se convirtieron en una vida

Cuando se te rompe el corazón a veces huyes. Quizás ese era yo, un joven veinteañero que pensaba que se había acabado todo y se lanzaba a Barcelona vivir porque el que creía amor de su vida se iba a Madrid. Así empezó un respiro de seis meses que se ha convertido en nueve años, nueve años de subida, bajada, amor, compromiso, ruptura, moda pero sobretodo de crecimiento personal.
Creo que en mi Benidorm natal, de donde soy muy orgulloso, mi crecimiento se hubiera topado con un techo y quizás hoy no sería la persona fuerte que salió débil, sensible en exceso y hasta temeroso.

Una maleta enorme, un billete de tren de solo ida y un alquiler caro en un cuarto sin ascensor era lo que tenía a parte de muchas ganas. En esta ciudad he sido de todo pero también he aprendido de todo.

Hoy quiero dar las gracias a Barcelona por acogerme, por perdonarme cuando hace unos días la quería dar la espalda por Madrid y sobretodo por enseñar a que puedo ser diferente al resto y no por ello ser menos bueno sino ser simplemente otro.

La foto de hoy representa el cambio, es una muestra de que todos tenemos la opción de ser otros con esfuerzo, valor, aventuras y sobretodo coraje. Esto último nos suele faltar por el "que dirán", por el miedo al fracaso y por el "que pasará". Yo que he tenido éxitos y fracasos a partes iguales os recuerdo que vida solo hay una y que por suerte o por desgracia es esta que tienes entre tus manos mientras me lees. 

Un abrazo y recuerda: Vida solo hay una. 

2 jun. 2016

Graffiti



Un chico de barrio









Camisa: Zara
Camiseta: H&M
Denim: Pull & Bear
Zapatillas: Vans (Regalo de Pollo)
Gorra: H&M