15 dic. 2016

Estoy triste


Y hoy no me avergüenzo de contarlo


-¿Cómo estás?
-Bien

¿Cuántas veces se ha dado ese diálogo de cortesía? ¿Cuántas veces contestamos lo socialmente correcto por no mostrarnos flojos, débiles o simplemente tristes?

Pues yo hoy señores estoy triste, de hecho llevo semanas triste. 
Me han derrumbado dos de los pilares básicos de mi vida: la Confianza y el Amor.
Todos tenemos una base sobre la que construimos nuestra actitud, nuestro edificio, en la vida, y los míos se tambalean. 
He decidido perdonar, dejar llevar a mi corazón y reconstruir estos pilares con cemento, cariño, paciencia y agua. Quizás me falta sensatez, otros le llamarían hormigón, pero necesito recuperar mis pilares, volver a ser yo porque estar triste no es malo pero vivir triste si lo es.

El dolor es indescriptible pero siento que va desde dentro hacia fuera y sube del estómago al corazón, pasa por la garganta y sale entre suspiros para darse aire, dejarme respirar.

Solo recuerdo tal dolor el día que se fue mi madre, ¿sobrevaloro el amor? Quizás, pero soy así.
Los días pasan, lentamente, se hacen eternos pero lo que más eterno se hace son los recuerdas de lo que uno creía que era y no fue o de lo que pasó mientras tu vivías en otro capítulo de otra serie en un canal de segunda en lugar de Netflix.
Te pones una careta durante 40 hrs semanales, otras 8 de vida social y el par que compartes con diversos desconocidos en el gym o el super... pero estás triste tras esa careta de cartón. 

¿Soy peor? No, simplemente soy humano y tengo sentimiento. Quizás mañana se me pase todo y vuelva a ser el chico alegre y positivo, pero mentiría si dijera que hoy es ese día.

Porque no todos pueden ser un buen día...


...Triste pero aquí me tenéis.
Dave


2 comentarios:

  1. Ánimo Dave! Me encanta cómo escribes! y como en la película de Pixar Del Revés la tristeza es necesaria para disfrutar otros estados de ánimos y llegar a la alegría, al final es una cadena que da valor a los sentimientos positivos ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Yo también estoy triste, acabo de tomar la decisión más dura de mi vida, todo el mundo me dice que adelante, pero no todo el mundo tiene que pasar por lo que yo estoy pasando. Así que mundo, dejadme que esté triste.

    ResponderEliminar