19 jul. 2017

Debemos ser menos materialistas



Sí, te lo dice el chico del Loewe de 1600 €


No se si será la treintena o el cambio de la madurez pero cada vez siento más vergüenza por mi pasado consumista y más orgullo por mi presente experimental.

Por vergüenza no entiendas arrepentimiento, lo vivido, vivido está, pero.... ¿y lo que me perdí a cambio de esos objetos? Perdido está.

El tiempo me ha demostrado que tener tanto, obstruyendo mi casa, llenando cada hueco de cosas que me daban subidón al momento pero que luego arrinconaba no era lo que me hacía feliz sino que era como las chucherrías: un dulce momento y un amargo remordimiento después de la última de esa bolsa de kilo y medio.

Últimamente me dedico a desalojar espacios, a recopilar ropa para darla y llenar mi vida y mi espacio de básicos que me hagan un poco más yo y un poco más feliz en una jornada de 9 hrs de trabajo que poco deja como para colapsar mi día a día.

¿Qué tres cosas me pregunto al comprar?

- ¿Lo quiero o lo necesito? Es diferente, el querer es un capricho que se te pasará y llenará un hueco temporal frente al lo necesito que es algo más "serio" (porque seria es la muerte, Hacienda y salir corriendo de un altar y poco más).
- ¿Mi cuenta bancaria lo necesita? Amigos tenemos unos limites llamados créditos, y el ser menos materialista te ayudará a ser más ahorrador.
- ¿Se ajusta a mi? Y no hablo de talla sino de que si es algo que crees que cuadra con tu persona. Parece mentira pero los objetos, como unos zapatos o un peinado pueden ser nuestro estilo, o disfrazarnos por completo.


Aprende a valorar un café con alguien que te quiera por como eres, a una ruta a pie con amigos o simplemente a estirarte en el sofá mientras comes una tableta de chocolate de calorías vacías pero que te hace sentir genial (siempre que no traiga un extra de remordimientos perpétuos).

Se feliz contigo, sin objetos estúpidos pero lleno de vida.

Desde el otro lado del pc...

Dave

No hay comentarios:

Publicar un comentario