25 sept. 2017

Un salón en abierto



Bienvenidos a la libertad


A veces hay que airear las situaciones, romper los moldes y sacar el salón a la terraza para respirar, tomar una taza de un te bien dulce o simplemente hacer algo diferente.

Hoy decido sacar mis muebles y romper un muro que solo me hacía encajonarme, llamarse según él amor y romperme por completo este alma.

Necesito respirar, profundamente, no como hasta ahora que lo hacía a medio pulmón como si la bolsa de la compra ya estuviese llena y quisiera seguir metiendo cuarto y mitad de bistec.

No tengo miedo a lo que viene, no tengo miedo a lo que se va, lo que tengo es libertad.











Ya no tengo que sufrir por amar, ni amar sufriendo pero tu tendrás que vivir con el arrepentimiento.

Siempre vuestro desde este sofá con vistas a L'Hospitalet.


Dave Aiman



2 comentarios:

  1. La verdad nos hace libres, y él solo sabe vivir en la mentira y arrastra a los demás a ello. Ojalá la felicidad se ponga de tu lado esta vez, y no te dejes engañar por el Diablo vestido de niño inocente. Un niño que solo sabe utilizar a los demás como juguetes que acaba rompiendo.

    ResponderEliminar