25 oct. 2017

¿Qué es la conciliación familiar siendo soltero?



Ni trabajar para vivir ni vivir para trabajar ni niños que cuidar

Cuando hablas de conciliación familiar la gente siempre lo relaciona con una mujer con 4 niños, un gato llamado Misifú y un marido de apellido Fernández pero... NO.
La conciliación familiar o conciliación personal, que es como la prefiero llamar yo, se refiere a la posibilidad de tener una vida plena tanto laboral como personal que te permita disfrutar de tu trabajo y de tu vida, de tu casa y por qué no de tus citas como buen soltero que eres.

¿Tiene menos derecho a vivir una persona soltera por convicción o una mujer que deteste la maternidad en su cuerpo que aquella que se lanzó a gemelos a los 30? Claramente NO.
No se puede basar el derecho o la libertad de una persona en sus cargas, sus responsabilidades o simplemente en el sexo (las discriminación postivia en este aspecto siempre beneficia a las mujeres).

Imaginemos:


  • Imaginemos la posibilidad de tener una jornada laboral que nos permita no solo proyectar nuestra carrera profesional en un tiempo de trabajo productivo y en el que las propuestas se desarrollen de forma enérgica.
  • Imaginemos que el tiempo no se lo comen las horas y que podemos no solo mantener al día nuestro hogar (las llamadas tareas domésticas) si no desarrollar nuestra dieta más allá de los platos preparados o la comida más rápida.
  • Imaginemos tener tiempo para el ocio, el gimnasio o estudiar aquello que nos gustaba pero que por falta de tiempo nunca hicimos.
  • Imaginemos vivir, imaginemos que existe una conciliación en esas 24hrs del día que no son 8 para trabajar, 8 para dormir y 8 que intentar aprovechar a muerte.


Por eso hoy yo, como otros miles de solteros que ignoran este derecho aparentemente exclusivo para madres voluntarias (porque la maternidad señores es una opción y no una imposición), reclamo el derecho a conciliar nuestra vida sin necesidad de tener una responsabilidad más allá de nuestro bienestar.


Desde una utopía llamada conciliación...



Dave Aiman


19 oct. 2017

19-O: Me niego a olvidar



No puedo olvidar que existes, porque eso sería ignorar que hiciste daño


Un año más, un día más en el que las redes, tus compañeros, la calle y mi corazón se tiñen de un rosa palo precioso que nos recuerda que todos somos víctimas, de que hoy por tí y mañana por mí con esto del cáncer. Junto al VIH se ha convertido en la enfermedad de moda del siglo XXI, aunque mejor vista que la del lazo rojo.

Es la hermana guapa en las donaciones, la hermana poderosa en las galas benéficas pero también es la que arrasa sin miramiento a tu amigo, al compy de trabajo y a mama cuando estaba a punto de jubilarse.

Dicen algunos eso de "que pesados otra vez" pero yo pienso: Ha pasado otro año y aún no tenemos cura para esta maldita epidemia de lazos rosas.
Si no quieres ver lazos rosas tú que estás cansado, imagínate yo que veo caer pieza a pieza mi tablero de ajedrez llamado familia.


Siento que vuelva la marea rosa, siento que tengas que aguantarnos un día más de los 292 que llevamos de 2017 pero yo me niego a olvidar, me niego a negarme que sigue campando a sus anchas entre lazos que actuan de escudo solidario ante su puñal.

Me niego a olvidar que eres real, me niego a dejar de luchar. Por una, por tantas y por todas.
Día internacional contra el cáncer de mama.




11 oct. 2017

Look de oficina casual



No siempre hay que ir con Blazer

Una camiseta en color burdeos por dentro, un pantalón de vestir pero con goma deportiva y unas converse... El Casual chic de la oficina vamos.








Camiseta: Primark
Pantalón: Zara
Zapatillas: Converse
Bolsa: Loewe

3 oct. 2017

Denim morada



Looks con toque vintage pero de 2017











Chaqueta Denim: Asos

Sudadera: H&M
Vaquero: Zara

Zapatillas: Converse II