25 oct. 2017

¿Qué es la conciliación familiar siendo soltero?



Ni trabajar para vivir ni vivir para trabajar ni niños que cuidar

Cuando hablas de conciliación familiar la gente siempre lo relaciona con una mujer con 4 niños, un gato llamado Misifú y un marido de apellido Fernández pero... NO.
La conciliación familiar o conciliación personal, que es como la prefiero llamar yo, se refiere a la posibilidad de tener una vida plena tanto laboral como personal que te permita disfrutar de tu trabajo y de tu vida, de tu casa y por qué no de tus citas como buen soltero que eres.

¿Tiene menos derecho a vivir una persona soltera por convicción o una mujer que deteste la maternidad en su cuerpo que aquella que se lanzó a gemelos a los 30? Claramente NO.
No se puede basar el derecho o la libertad de una persona en sus cargas, sus responsabilidades o simplemente en el sexo (las discriminación postivia en este aspecto siempre beneficia a las mujeres).

Imaginemos:


  • Imaginemos la posibilidad de tener una jornada laboral que nos permita no solo proyectar nuestra carrera profesional en un tiempo de trabajo productivo y en el que las propuestas se desarrollen de forma enérgica.
  • Imaginemos que el tiempo no se lo comen las horas y que podemos no solo mantener al día nuestro hogar (las llamadas tareas domésticas) si no desarrollar nuestra dieta más allá de los platos preparados o la comida más rápida.
  • Imaginemos tener tiempo para el ocio, el gimnasio o estudiar aquello que nos gustaba pero que por falta de tiempo nunca hicimos.
  • Imaginemos vivir, imaginemos que existe una conciliación en esas 24hrs del día que no son 8 para trabajar, 8 para dormir y 8 que intentar aprovechar a muerte.


Por eso hoy yo, como otros miles de solteros que ignoran este derecho aparentemente exclusivo para madres voluntarias (porque la maternidad señores es una opción y no una imposición), reclamo el derecho a conciliar nuestra vida sin necesidad de tener una responsabilidad más allá de nuestro bienestar.


Desde una utopía llamada conciliación...


Dave Aiman


No hay comentarios:

Publicar un comentario